Thurbo Mango DIPA

En algún momento llegué a decir que no escribiría reseñas de cerveza a no ser que me sorprendieran… Pues bien, esta lo ha hecho, así que la voy a comentar:

IMG_4751

 

Se trata de una colaboración entre dos cerveceras suecas de altísima calidad y valoración en este momento: Brewski y Oppigårds. El panorama por el norte de Europa esta produciendo un género que es para hacerle una ovación, la verdad. El nombre, a mi parecer, proviene de mezclar también los dos nombres de recetas que ambas cerveceras tienen: Thurbo DIPA y Mangofeber DIPA. Supongo que la cerveza en concreto también viene del haber contrastado ambas recetas.

La presentación es un buen mix de ambas marcas: la típica etiqueta blanca de Brewski, con el mango y el termómetro de fondo, sumado al usual escudo en forma oval que Oppigårds usa para todas sus referencias.

El aroma es genial, desde la apertura de la botella hasta el final de la copa. Predominan las frutas tropicales, y el mango se identifica muy rápido. Da una buena pista de a qué va a saber.

El sabor es puro mango rodeado de otros matices tropicales, que acompañan a un cuerpo bastante generoso. Resulta muy cítrica en boca al comenzar el trago y finaliza también con un retrogusto muy agradable.

La carbonatación es media-baja, y sí, si no tuviera ese 8,5% de graduación podría parecer perfectamente un smoothie de mango, aunque he de decir que apenas se notan.

Me gusta mucho la sección de maridaje que enuncian los colegas de Cervezame, pero en este caso me la he tomado de merienda… Para próximas entregas mencionaré algo de comer también. No obstante, va muy bien con comidas asiaticas, picantes (no mucho) y algo especiadas.

Cuando la estoy publicando aquí es porque verdaderamente me ha gustado, así que la nota es un 4,5 sobre 5, un sobresaliente muy bien llevado, y una óptima mezcla de las dos recetas que ya había probado antes. La recomiendo sin lugar a dudas.

Skål!

Anuncio publicitario

Founders Kentucky Breakfast Stout (KBS)

Founders Kentucky Breakfast Stout (KBS)

Brewery: Founders Co.

Comprada en: Labirratorium

Cuando te compras una cerveza por el precio y el estilo de esta tienes que tomar una decisión: añejarla o pimplártela. Yo he optado por lo segundo aunque quizás llevara ya un mes y pico en mi despensa. He recibido críticas de todo tipo por gastarme esta cantidad de pasta en una birra. Me he martirizado, he recapacitado y finalmente concluyo  «que les zurzan».

IMG_3558

Color negro (o rojo muuuuuuuuuuuuuuuuuy oscuro como dirían algunos eruditos) completamente opaco y coronado por una espuma que bien podría haber generado un espresso, de consistencia fina y baja persistencia. De hecho se ha desvanecido rápidamente… el alcohol ayuda a esto.

He empezado a olfatear cuando todavía no estaba atemperada del todo, pero ya desprendía unos aromas a café espectaculares que invitaban a probarla «ya de ya», luego fue apareciendo el cacao… Como digo, emanaron los chocolates y las notas que le aporta la barrica de bourbon donde ha permanecido unos mesecillos.

IMG_3561

¿Quién querría desayunar un chocolate caliente y se abrasaría (probablemente) la lengua con el líquido cuasi incandescente, pudiendo apretarse una KBS? Pues posiblemente cualquier persona con tres (que no dos) dedos de frente. Incluso yo lo haría, más que nada por evitar caer en bancarrota… Pero en serio, la sensación que produce en boca esta cerveza es una explosión de chocolate equilibrada con ingentes cantidades de café (y respectivas notas torrefactas, que tan de moda están ahora…), Ya a la hora de olisquearla prometía mucho, pero te aseguro que te va a enloquecer en boca.

Unos cuantos grados tiene, todo hay que decirlo, en concreto 11,8% ABV, lo justo para despertarte, pero ¿eso qué importa? Apenas se notan (y qué más…) salvo que te la bebas de un trago, ya que entonces igual se te desvanecen las pestañas a la par que la espuma. En mí opinión el alcohol está bien integrado…

La definiría como un éxtasis de aromas y sabores que no podrás obviar tras haberla probado e intentarás comparar cualquier «impy» con esta fracasando en el intento… Desde luego tiene un precio elevado, sí, no he tenido que pedir un préstamo a cofidis, aunque GeoBirrero se empeñe, pero no es barata… ¿Merece la pena? Pues depende, pero para mí ha sido INCREÍBLE.

Lo dicho, buen finde y buena birra. PRÖST, digo CHEERS! (que estamos bebiendo cosas de USA)

P.D.: Lo de tomar birra para desayunar siempre me ha intrigado. Creo que cuando tenga suficiente dinero (jo, jo, jo), o al menos el día de mi cumpleaños, me tomaré una cerveza de estas nada más levantarme =).

Nota: 10 (M.H.)

3 Bean Stout by Lervig & Way beer

3 Bean Stout by Lervig & Way beer

De esto que coges una cerveza de la nevera, para endulzar la tarde, un petrolaco de estos que para comer no te animas, por si acaso. En tiempos de estudio, que hay momentos en los que necesitas inspiración. Pues eso, una botella que ni siquiera has elegido tú, que te han recomendado (o en este caso parte del lote mensual de Craft Crew Club), pero dices, en algún momento habrá que probarla, ¿no? Y ahora puede ser una buena ocasión.

La dejas atemperar un poco, unos 5 o 10 minutos (en mi caso han sido cinco porque tenía sed, pero ha ido mejorando con la temperatura) para servirla, con las Stout (o Imperial Stout) o haces eso o te quedas sin la mayor parte de los sabores/aromas, aunque cada vez sea más presente la sensación licorosa.

Marrón muy oscuro con reflejos rojizos se presenta esta 3 Bean Stout que los señores de Lervig han producido en colaboración con la cervecera brasileña WAY beer. En la etiqueta explican un poco cómo ha surgido esta locura, y es básicamente que unos brasileños se acercaron a Noruega a elaborar una Stout desmesurada. Así que, al hilo de los gigantes decidimos plantar unas judías mágicas…

 A few Brazilian brewers came all the «way» to Norway to brew a Giant of a Stout. Keeping in line with giants we tossed a few magic beans in the brew for good measure… Plant the magic beans.

En inglés tiene su coña, me caen bien estos de Lervig, como Oscar Falken, que pone unos mensajes en las etiquetas que me parecen la hostia.

3bean_produkt

Pero sigo… Inocente de mí le saqué la chapa al botellín y serví la birra en cuestión en un vaso, que he de decir no era el más adecuado (me ofrezco voluntario para hacer una prueba vitalicia de un kit Spiegelau, si alguien se anima a regalármelo…), pero no estaba muy alejado del ideal tampoco (vaso de pinta del IKEA). Según la iba sirviendo todavía no imaginaba lo que venía inmediatamente después… He de decir que la espuma no es demasiado persitente, de hecho es casi inexistente, pero cuando aparece es de burbuja muy fina y color marrón botella.

Nada más acercar el vaso a la nariz creo que experimenté una sensación increíblemente placentera, ¿qué era ese aroma? ¿Las habas tonka, el cacao o la vainilla? Supongo que la combinación, pero desde luego no era algo habitual… Procedí a ingerir el contenido del vaso, y para mi grata sorpresa, el sabor era acorde al aroma o incluso mejor. Siendo un poco técnicos, se trata de una cerveza muy dulce y aterciopelada en boca. Se puede intuir un aroma a canela que se forma tras la combinación de la vainilla, el cacao y las habas tonka, unas semillas que no se suelen utilizar normalmente para elaborar cerveza, pero que le aportan un toque exótico increíble.

Según se va calentando el elixir se incrementa como decía al principio la sensación de alcohol en nariz, no tanto en boca, pero lo cierto es que el 13% ABV que tiene no te «pega una bofetada» instantánea. Los IBUs, para los interesados creo que no los contemplan, pero bueno, ni que dijeran mucho tampoco… Si quieres saber mi opinión sobre los IBUs echa un ojo a este artículo escrito por «el becario».

En resumen, he flipado sensorial y extra-sensorialmente (ya se que suena un poco raro) con esta birra, y la recomiendo al 100% a todos los amantes de un buen petróleo. Me ha alegrado la tarde, la verdad.

Skål !

P.D.: el saludo incomprensible significa brindar en noruego.

Jakobsland Dumbstruck Super Citra Ale

Jakobsland Dumbstruck Super Citra Ale

Van un americano, un sudafricano y un gallego, y dice uno: «¿por qué no hacemos cerveza?» Va el segundo y le contesta: «pues creo que yo sé algo de eso». Parece un chiste, pero no <risas>, seguro que no es muy distinto a cómo surgió la idea de Jakobsland. Me informaré para confirmarte los hechos, pero la cervecera con sede en Santiago de Compostela tiene a estos tres componentes en su equipo. La defino como internacional, bilingüe, y  muy exigente a la par que crítica con su producto.

Pese a que son de mi tierra (uno de ellos al menos), no tuve el placer de probar sus cervezas en una ruta hacia la ciudad jacobea, sino que más bien fue una peregrinación contraria, hasta Madrid, donde encuentro la Dumbstruck en la estantería de Labirratorium. De esta cerveza en concreto va la entrada de hoy, aprovechando el hashtag #7Days7Beers. En los próximos días es posible que asista a un taller de elaboración con esta gente en Palma Brew (c/Palma, 50, Madrid), así que ya te contaré más detalles.

Attachment-1.jpeg
Dumbstruck, foto casera

La botella que contiene a la cerveza en cuestión llama la atención por su simpleza en cuanto a diseño. Sólido, simple y original, autoría de Santi Jiménez, dibujante y diseñador gallego. Partiendo de un humano corriente del día a día remata con una cabeza rodeada de aviones de papel que bien podría significar la dimensión a la que te teletransportas al probar esta Super Citra Ale por primera vez. O quizás a su significado literal en inglés: ¡estupefacto!

El color de esta cerveza es un dorado anaranjado que como indica en la etiqueta recuerda a una tonalidad melocotón, culminada con una no muy abundante, pero cremosa, espuma blanca que retiene los aromas a frutas tropicales provenientes de lúpulo Citra, una variedad americana de esta especie que tanto amamos los cerveceros

En boca vuelven a aparecer las notas de fruta tropical e incluso del melocotón que su tonalidad recordaba. La malta está presente pero muy superada por el lúpulo, así que apenas puedo diferenciar el tipo y para no tirarme un triple desde medio campo lo dejo a tu interpretación. De este último se distinguen variedades americanas, Citra en primer lugar y posiblemente Chinook o un similar de base.

Finalmente concluyo en que es una cerveza que debes probar sí o sí, con sus 6,3% ABV y sus +50IBUs creo que es muy bebible, agradable a los sentidos, y apta para todos los públicos (léase +18). Próximamente nuevas historias sobre Jakobsland Brewers y sus novedades…

CHEERS!