Van un americano, un sudafricano y un gallego, y dice uno: “¿por qué no hacemos cerveza?” Va el segundo y le contesta: “pues creo que yo sé algo de eso”. Parece un chiste, pero no <risas>, seguro que no es muy distinto a cómo surgió la idea de Jakobsland. Me informaré para confirmarte los hechos, pero la cervecera con sede en Santiago de Compostela tiene a estos tres componentes en su equipo. La defino como internacional, bilingüe, y  muy exigente a la par que crítica con su producto.

Pese a que son de mi tierra (uno de ellos al menos), no tuve el placer de probar sus cervezas en una ruta hacia la ciudad jacobea, sino que más bien fue una peregrinación contraria, hasta Madrid, donde encuentro la Dumbstruck en la estantería de Labirratorium. De esta cerveza en concreto va la entrada de hoy, aprovechando el hashtag #7Days7Beers. En los próximos días es posible que asista a un taller de elaboración con esta gente en Palma Brew (c/Palma, 50, Madrid), así que ya te contaré más detalles.

Attachment-1.jpeg
Dumbstruck, foto casera

La botella que contiene a la cerveza en cuestión llama la atención por su simpleza en cuanto a diseño. Sólido, simple y original, autoría de Santi Jiménez, dibujante y diseñador gallego. Partiendo de un humano corriente del día a día remata con una cabeza rodeada de aviones de papel que bien podría significar la dimensión a la que te teletransportas al probar esta Super Citra Ale por primera vez. O quizás a su significado literal en inglés: ¡estupefacto!

El color de esta cerveza es un dorado anaranjado que como indica en la etiqueta recuerda a una tonalidad melocotón, culminada con una no muy abundante, pero cremosa, espuma blanca que retiene los aromas a frutas tropicales provenientes de lúpulo Citra, una variedad americana de esta especie que tanto amamos los cerveceros

En boca vuelven a aparecer las notas de fruta tropical e incluso del melocotón que su tonalidad recordaba. La malta está presente pero muy superada por el lúpulo, así que apenas puedo diferenciar el tipo y para no tirarme un triple desde medio campo lo dejo a tu interpretación. De este último se distinguen variedades americanas, Citra en primer lugar y posiblemente Chinook o un similar de base.

Finalmente concluyo en que es una cerveza que debes probar sí o sí, con sus 6,3% ABV y sus +50IBUs creo que es muy bebible, agradable a los sentidos, y apta para todos los públicos (léase +18). Próximamente nuevas historias sobre Jakobsland Brewers y sus novedades…

CHEERS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s